Muchas de las situaciones difíciles en las que nos encontramos a veces están en completa relación con bloqueos internos que no somos capaces de ver o de aceptar. El ejercicio nos lleva a ponernos en contacto con el o los bloqueos más superficiales que en estos momentos están actuando sobre nosotros. Esos bloqueos que sería fantástico disolver cuanto antes.

Como se trata de una visualización creativa lo mejor es que te estudies el recorrido a seguir antes de hacerlo para sacarle el máximo partido. También si alguien está dispuesto a ayudarte y te lo quiere leer puede ser muy interesante. E incluso una opción posible también es grabarlo.

Como siempre para este tipo de ejercicios puedes crear ambiente con música suave, alguna vela e incienso, pero no tiene por qué ser necesario. Utiliza tu imaginación para conseguir que el lugar te sea totalmente agradable y que por supuesto nadie te interrumpa el ejercicio.

La mejor posición para realizarlo correctamente será estando tumbados boca arriba con las palmas de las manos también hacia arriba y con la espalda recta y cuello y hombros relajados. Sin embargo puedes hacerlo en cualquier otra posición que no te moleste.

El ejercicio es así:
1. Respira profundamente 3 veces para relajarte. Si puedes, que sea como la fase final del ejercicio controlando la respiración. Y cierra los ojos.
2. Cuando ya estés relajado vas a visualizarte en un lugar que llamaremos de ahora en adelante “tu lugar ideal de descanso”. Ese lugar que puede o no existir, tendrá presentes de alguna manera el elemento aire, el elemento fuego, el elemento tierra y el elemento agua. Disfruta durante un ratito de ese lugar llenándote de su maravillosa energía, sintiendo toda la paz que llevas dentro, la alegría de la vida, etc… Disfrútalo.
3. Después de haberte inundado de esa energía tan positiva observa como te rodea una burbuja de amor que te protegerá en el viaje que vas a hacer. De manera que NADA te hará daño.
4. Cuando ya lleves puesta esa burbuja visualiza que sale de tu lugar ideal de descanso un camino de tierra que te conduce por un gran bosque muy denso que no te deja ver lo que hay detrás. Ve disfrutando del paisaje con tranquilidad mientras avanzas lentamente por el camino.
5. Después de un ratito comienzas a ver al final del camino y del bosque el contorno de una estructura que parece ser un castillo. A medida que te acercas observas que es cierto, que te hallas ante un castillo. La puerta que hasta entonces estaba cerrada se va abriendo lentamente ante tu presencia.
6. Una vez abierta la puerta, das unos pasitos para entrar y te quedas al principio. Observas que está todo negro. Puedes distinguir un sinfín de escaleras que van hacia arriba y otras hacia abajo. Parece como si en ese castillo hubiera miles de pasillos y habitaciones.
7. Pero a ti en estos momentos algo te impulsa a ir por las escaleras que van hacia abajo, hacia las mazmorras, y que están situadas justo ha tu izquierda. Así que sin olvidar que llevas una burbuja de amor que te protege de TODO, coges una antorcha encendida que hay en una de las paredes y vas bajando poco a poco. Muy poco a poco. Observa cómo vas descendiendo por las escaleras, bajando cada peldaño y tómate todo el tiempo que necesites para llegar abajo.
8. Cuando por fin has llegado abajo, observas que hay un largo pasillo lleno de puertas cerradas, parecen habitaciones olvidadas desde hace mucho tiempo. Una de esas puertas, sea cual sea te atrae mucho en este momento. Así que te diriges hacia ella y te sitúas justo en frente. Observa el marco y fíjate en un cartel que tiene encima y que dice lo que hay dentro de la habitación. Después lentamente ve girando el pomo de la puerta y ábrela.
9. Avanza hacia el interior y obsérvala muy detenidamente. ¿Qué hay? ¿Te recuerda a algo de tu vida pasada, hay alguien que conozcas, etc? No te pierdas detalle de lo que vas viendo. Si descubres a algún individuo no dudes en preguntarle qué hace ahí, qué tiene para decirte, cómo puede ayudarte. Observa si hay algo abandonado, algo oxidado o si por el contrario hay algo fantástico, pero que estaba allí encerrado.
10. No dudes en seguir tu instinto. No racionalices ni excuses nada de lo que vaya surgiendo. Si puedes llévate contigo un objeto que veas que debes sacar de esa habitación. Después vuelve por donde has venido tomándote el tiempo que quieras y regresa a tu lugar ideal de descanso. Allí vuelve a disfrutarlo durante un rato teniendo presente que vas a entender el significado de todo lo que has visto en la habitación.

Después analiza todo lo que has visto. Si quieres apúntalo en una libreta para que no se te olvide y puedas seguir trabajando sobre ello días después. Recuerda que lo que has visto y has hecho es un viaje al interior de ti mismo, a tu subconsciente, y que lo que has visto en la habitación es todo aquello que quieres enterrar y no sacar a la luz de la conciencia. Plantéate qué similitudes has encontrado con tu vida, y qué te puede estar diciendo todo el simbolismo que has visto. Por otro lado descubre qué objeto te trajiste y qué puede representar en tu vida.

Cuanto más sincero seas contigo mismo mucho mejor. Pues todo el dolor que admitas podrá comenzar a ser curado. Mientras no admitas que tienes ese bloqueo que has visto no podrás mejorar.

Previous post

Conéctate al flujo espiritual

Next post

El equilibrio interior

admin

admin

1 Comment

  1. 8 December, 2015 at 2:30 — Reply

    Vaya hombre que ahora debe ser malo tambie9n jugar onilne, que maneda la gente con internet, si es una maravilla de la evolucif3n por dios, jueguen a tope que hasta ahora no ha pasado nada grave, buen post Admin.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *